Los Mandamientos de la PBD

Sabemos que la PBD no utiliza ni aconseja el uso de las llamadas ‘afirmaciones’, ni tampoco de las ‘visualizaciones’, tan socorridas en algunas formas de meditación. No las recomienda porque  suelen ser  formas veladas (o no tanto) de negar lo que está ocurriendo, de oponerse a “la verdad de Lo que ES”, como diría Krishnamurti. Aunque es posible que para alguien, en algún lugar, en algún momento,  puedan ser útiles para abrirse a la vida.

Así pues, en una aplicación que descargué en el celular para meditar (!!!), encontré una meditación bonita que utiliza 11 afirmaciones para comenzar el día, algunas de las cuales me recordaron lo que es la PBD.

De ahí se me ocurrió, un poco en serio y un poco en broma, que podríamos hacer el “Decálogo” de la PBD, una especie de recordatorio de cómo se vive desde esta práctica. Así que… ¡allá vamos!

El orden no tiene importancia, y tampoco tienen que ser 10 nuestros ‘mandamientos’ (jajaja). Unos cuantos están inspirados en algunas de las ‘afirmaciones’  de esa meditación, aunque las he ampliado y modificado; todos los demás son mi forma particular de expresar lo que he ido entendiendo de las enseñanzas de Carles y de mi propia vida.

1- Toma el poder y no sigas a nadie. Cada quien tiene su camino. No te empeñes en que otros sigan el tuyo, ni en seguir el de alguien más. Hazte responsable de tu propia vida.

2- El pasado y el futuro son creaciones de la mente, particularmente de esa función del pensamiento a la que llamamos fantasía. Por eso nunca los tomes como reales.

3- Siente tu cuerpo. Sentir el cuerpo, lo que Carles llama “regresar a él”, es una de las mejores vías para estar en el presente

4- Escucha. Poner toda tu atención a lo que piensas y sientes, así como a lo que piensan y sienten los demás ¡sin dar tu opinión!, es el mejor regalo que puedes ofrecer.

5- Deja fluir los dolores físicos y emocionales porque hacerlo es un acto de verdadero amor.

6- Dile que sí a la vida. “Soporta Lo que Es” desde el silencio. (En otra ocasión volveremos a este tema). Intenta no reaccionar a lo que te molesta (por definición, una reacción siempre tiene menos energía que aquello a lo que está reaccionando. Además, recuerda que si algo te irrita o te incomoda es porque resuena con una parte de tu historia que no está resuelta). Si no puedes, al menos observa cómo te estás oponiendo a lo que está pasando.

7- Sé paciente, pero no olvides que la verdadera paciencia consiste en detener el tiempo.

8- Rompe todos los vínculos, todas las imágenes que te atan a tu propia historia. Como escribió Nuria en la contraportada del libro de Carles (parafraseando, porque cito desde una memoria cada vez más frágil): “A veces el camino de la conciencia es el de la soledad”. O como afirmó Soren Kierkegaard: “ Quien nunca ha estado solo no puede descubrir la existencia de  Dios”

9- ¡No robes! Jajaja, este mandamiento me da risa porque se parece mucho al original “¡No robarás!”, aunque en realidad ¡no tiene nada que ver!. Pero eso requiere una  explicación un poco más profunda, que espero poder ampliar en otro momento. Por ahora, intentaré simplificar la idea. Lo que yo llamo aquí “robar” es lo que Carles llama “el ego metiéndose por la puerta de atrás”. Descubre cómo el ego se introduce subrepticiamente y se empieza a arrogar lo que estrictamente no le corresponde.

10- Intenta confiar en lugar de temer. El miedo siempre está creado por la fantasía.

11- No se puede cambiar el pasado y, además (aunque cueste trabajo aceptarlo)  cada uno de nosotros está SIEMPRE actuando de la mejor manera posible. Por lo tanto lo único que se puede pedir es “¡amnistía para todos!”

12- Tómate la vida con todo el sentido del humor que puedas; la verdad es que, desde la PBD te das cuenta de que la vida es solamente un juego.

Si esta idea les resultó útil, atractiva o al menos divertida, las invito a que creen su propio “decálogo” o a que amplíen este.

Casi lo olvido,  el Título es en broma, y recomendarles, además, para quienes no los hayan leído los Fragmentos de un Evangelio Apócrifo (pueden buscarlos en google), de Jorge Luis Borges. Es una nueva serie de Mandamientos, escritos desde la personalísima visión de la vida del propio Borges. Algunos son muy hermosos y muy sabios…

Marcia Mendoza Fernández

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s