Decir adiós desde la Presencia Biodinámica

puerto-vallarta-1353260_1280

Ha transcurrido un mes del Círculo de Presencia Biodinámica que recientemente saboreamos en un precioso lugar, junto al mar de la costa Nayarita.

En una llamada Lety, una de las participantes, me relató esto que resumo:

“Durante el último intercambio en camilla, tuve una sensación de que algo muy profundo se movió en mí. Una despedida….

¿De quién?

Carles, (instructor de estos círculos), después de haberme escuchado, me respondió: _”No te esfuerces en saber de quién te despedís, la Vida te lo revelará.”

En la sesión final, me tocó ser acompañada por él y, al responder su pregunta de cómo me sentía, le expresé: “_Me quedé cómo vacía, sin nada que estorbe, como ‘nueva’ para recibir algo que viene, como otra etapa en mi vida.”

Justo a la semana del regreso del retiro, falleció mi amado padre. A pesar de su enfermedad no esperábamos ese desenlace porque había terminado su última radioterapia, de esa etapa del tratamiento, con buenos pronósticos.

Mis hermanos y yo nos habíamos estado turnando para acompañarlo a sus sesiones a Tepic, ciudad en donde lo atendían y en donde para su mayor comodidad rentamos una casa para que descansara después de cada tratamiento.
En esa ocasión, surgió un asunto que a mi hermana le impidió llevarlo y me pidió que la sustituyera. Por supuesto asentí y estuve presente cuando mi papá salió de su sesión sin imaginarme que, en realidad, ésa sería la última.

Ya en casa, durante el resto de la mañana estuvo muy platicador. Por varias horas no dejó de hablar de todos: los hijos, sus hermanos, del pueblo que lo vio nacer y crecer. Después de unas horas pidió que lo lleváramos al baño a asearse y, una vez ahí, se nos desplomó! Ya sin fuerza, volteó su mirada a mí. Entonces supe que en ese instante se había despedido…..

La vida me dio la oportunidad de ofrecerle mis brazos en ese importante momento. Recuerdo que empecé a escuchar una canción que mi madre me cantaba cuando muy pequeña. Sentí como si un principio y un fin se juntaran.

Recuerdo esos momentos de emoción enorme y, a pesar del dolor que me envuelve, impera en mí la gran satisfacción de haber estado presente en esa despedida.

Laura, con el corazón agradecido por esta experiencia, ahora que puedo relatarlo, te pido que lo compartas.”

Sobra decirles lo conmovida que quedé con el relato de Lety y cuan agradecida le estoy por trasmitirme su vivencia que muestra, una vez más, la congruencia de este trabajo de unión y de amor con nosotros mismos y con los demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s